domingo, 10 de noviembre de 2013

Es tanto que te amo...

Es tanto que te amo...

No olvido el sonido de tu voz, susurrándome al oído 
esas palabras de amor que se dicen los enamorados, 
recostado en tu regazo, admiro tus ojos, 
sigo sintiendo que te estoy amando...
Nos quedamos viendo el atardecer, 
contemplando como el río se convierte en oro, 
las nubes y el cielo ponerse naranja, 
nos quedamos abrazados entre arboles e ilusiones encontradas...
Cuando la primer estrella va tomando su lugar, 
recién volvemos a casa, 
en el camino nos besamos y nos amamos como siempre, 
porque el amor que es puro crece y crece...
Seguimos transitando el camino de regreso, 
entre bromas y abrazos, 
entrelazamos nuestras manos, 
esperando que sea para siempre este amor añorado...
Juramos quedarnos para siempre juntos, 
aunque uno este lejos o en otro lado, 
aunque estemos bajo este cielo que nos une, 
aunque pase el tiempo... juramos amarnos.
Quizás Dios conceda esa bendición
de quedarnos por siempre juntos, 
esperando que el amor no se extinga
a menos que se nos acabe... la vida...

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.