viernes, 30 de septiembre de 2011

Volver a empezar...

Volver a empezar...

De pronto todo se viene para abajo, 
todo cae como una pirámide de naipes,
quedan algunos vestigios de lo que fue, 
de aquel enorme castillo hecho de viento...
Recojo los pedazos y retazos, 
de lo que alguna vez fue y hoy no es, 
rió y lloro por lo que he construido
y por lo que he perdido...
Sin menoscabarme  me armo de valor, 
se me llena de nuevo el corazón, 
tratando de lograr lo que perdí, 
luchando con mas ahincó para volver a construir.
No me da miedo volver a empezar, 
no tengo temor de hacerlo una y mil veces más, 
aun tengo la fuerza y el valor
de creer en mi mismo y en mis posibilidades.
Conozco el fondo, lo profundo y oscuro de estar desesperado,
me da gusto decir que aun puedo volver a pararme,
para hacer frente a lo que venga, 
porque estoy preparado para dar batalla,
y aunque gane o pierda, se que volveré a empezar...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Lo que me resta darte...

Lo que me resta darte...

En cada nuevo amanecer puedo darte un nuevo mundo, 
lleno de magia, caricias y promesas de amores eternos, 
construiré dimensiones para lo nuestro, 
porque no existe en el mundo algo parecido...
Cada día te haré feliz, 
con el tiempo te llevare de la mano
hacia lo que siempre soñamos, 
seremos felices juntos...
Quiero que día a día me digas 
que eres inmensamente feliz, 
que es nuestro amor, nuestro mundo, 
porque es profundo, porque es tan real...
Mírame y sonríeme, 
ve dentro de mi, mírame a los ojos, 
encuentra todo lo que pidas, 
quédate allí y admira como crece mi amor por ti...
Quiero ser siempre tuyo, 
quiero que siempre seas mía, 
quiero que seas lo que soy
cuando estoy junto a ti...
Iremos juntos hasta donde Dios diga, 
quédate conmigo, para poder darte... 
más cada día...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Puedo predecir que me olvidarás...

Puedo predecir que me olvidaras...

Miraras cada atardecer sin mis brazos rodeándote, 
nadie te susurra al oído juramentos de amor eterno, 
no habrá quien te de amor sincero, 
cuando parta en dos mi corazón... para alejarme...
Nadie podrá llenarte de caricias, 
nadie puede darte más de lo que pude dar,
si es mi vida con la que te quedas, 
si es mi despecho el que me aleja...
Me voy y me quedo, 
estoy contigo, aunque se que no puedo,
volveré, aunque no quieras, 
porque de ti pertenece mi existencia...
Aprenderé a vivir a medias, 
curándome a través del tiempo, 
recordando que siempre te amo, 
resistiendo a tu olvido...
Se que me olvidarás, 
porque quizás el amor no era tan fuerte,
porque quizás no eramos el uno para el otro, 
se que estarás mejor sin mi, 
aunque también se que jamás 
encontrarás un amor tan real... como el mio.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Me iré... espero que no me sigas.

Me iré... espero que no me sigas...

Partiré al amanecer, entre el cielo naranja
y el cantar de pájaros que me desearan buen viaje, 
me iré sin que nadie lo sepa, 
para evitar despedidas ni tragedias...
Llevare a cuestas todo mi pasado, 
estaré pendiente de mi futuro, 
aunque te irás conmigo en cada respiro,
espero olvidarte cuando encuentre mi destino...
Caminare mirando hacia atrás, 
esperando que tu sombra se equivoque de camino, 
quizás se vaya con el primer anochecer que me toque, 
quizás se quede conmigo durante el día
cuando camine buscando perderte...
Me voy porque no aguanto el dolor, 
quisiera que todo fuera diferente, 
no trates de detenerme con tu recuerdo imborrable, 
me iré lejos, aunque te lleve prendida en mis huesos...
Me iré por más que me sigas, 
porque prefiero estar lejos y tenerte cerca, 
a tenerte cerca... y sentirte... lejos.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

¿Quién te crees que eres?....

¿Quién te crees que eres?...


Quien piensas que eres para despojarme como un trapo, 
alejarme de ti como un harapo, 
desdeñarme en mil pedazos
cuando cierras la puerta de un golpazo.
Te alejas sin que te importe mi sufrir, 
quizás sea porque es solo mi sentir, 
el que siempre estará en mi, 
el que siento.... por ti.
Dejas cicatrices que parecen incurables, 
siempre que cierro mis ojos
te veo dentro y lloro, 
soy feliz por fuera, pero sufro y tiemblo cuando te recuerdo...
Será que ninguno gano, 
en este vaivén perdió el amor, 
corriendo se escapo, 
cuando dejamos de sentir pasión...
Cuanto te amo que aun no te das cuenta
que sigo suspirando,
que aun se sigue desgarrando mi garganta, 
cada vez que digo que tu... me amabas.
¿Quién te crees que eres?, para haberme dejado así, 
si todo te dí, que me quede vació
el día que cerraste la puerta gritando... 
Que ya... no me querías... que en tu vida... ya no existía...

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

martes, 20 de septiembre de 2011

Llega cada noche...


Llega cada noche...

El sol desciende, las estrellas aparecen, 
la bóveda, que antes era celeste, se tiñe de negro, 
una silueta asoma por mi ventana, 
la luna roza, con su luz, mi cama...
Doy vuelta, estas junto a mi, 
susurro en el silencio de nuestros cuerpos
que te amaré eternamente, 
que es eres toda mi felicidad...
Acariciando tus mejillas,
recuerdo cuando nos conocimos, 
cuando detuve el tiempo en tus manos, 
esa tarde donde el sol caía...
Si esto es lo que desee cada día,
si eres todo lo que siempre le pedí a Dios, 
¿quién me creo que soy, para no amarte?, 
si eres lo más hermoso que llego a mi vida...
Llega cada noche de la misma manera, 
con la oscuridad cubriéndonos, 
con nuestros cuerpos uno dentro del otro, 
porque sabrá Dios que eres... mi gran... tesoro.

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Te siento dentro...

Te siento dentro...


No existe el tiempo cuando estas dentro, 
no hay manera de encontrar el sentimiento, 
si todo es hermoso en este momento, 
en el cual beso tus labios y en ti me quedo prendido...
Estar mirando tu rostro, admirarte cuando ríes, 
compartir conmigo tu alegría, 
complementarme de la manera mas bella, 
dejarme crecer a tu lado es mi mayor dicha...
Te amo, te amo, mas que a nada en esta vida, 
sin promesas lejanas, 
sin tierras desconocidas por descubrir, 
mas que el caminar día a día junto a ti...
No hay nada más que tu en mi vida,
no deseo que exista otra vida sin ti,
estas conmigo cuando respiro,
pues el suspiro es solo tu aliento saliendo...
Ven conmigo que te rodeare cuando durmamos, 
deja que te abrace sin que nada nos aparte, 
quédate junto a mi esta noche y todas las que vendrán, 
porque jamás...de mi... te irás.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 18 de septiembre de 2011

El mejor de los finales...

El mejor de los finales...

Llegamos al final de todo, 
el destino ha hablado, 
no podemos esperar más de la vida, 
ella nos ha concedido un final...
Concebiremos entregarnos uno al otro, 
estaremos juntos por siempre, 
porque no hay otro camino
que el que elegimos cuando nos conocimos...
Estamos aquí esperando envejecer, 
convencidos de que nuestro amor es lo más fuerte, 
lo más hermoso que puede haber, 
pues estamos unidos por algo mas que piel...
Porque aun tiembla mi voz al hablarte, 
aun puedo ver en el ayer el hoy,
lo nuestro jamás cambió 
todo es como siempre, todo es como ayer...
Te amo como cuando empezamos, 
sigo sintiendo la misma emoción, 
la misma ilusión cuando te beso 
y me quedo prendido en tus labios...
Sigo siendo el mismo de siempre, 
porque estamos juntos, 
sigo siendo el hombre mas feliz del mundo, 
porque terminare mis días junto.. a ti.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Con tu partida...

Con tu partida...

Con tu partida te llevaste contigo todos los sueños, 
todos los planes y todo mi amor, 
te llevaste mi alegría y me dejaste solo tristeza...
Te llevaste mis besos, 
y me quede solo con esas lágrimas
que se ahogaron en mi almohada, 
en la soledad de mis noches al pensarte...
Me quede solo y vacío, 
me quede como antes, como siempre, 
aunque esta vez... sin ti.
Cuando te fuiste, 
arroje mi alma a los abismos de la desesperanza,
me quede sentado en la orilla de un mar incierto, 
esperando porque llegue el momento 
en que regresarás...
Con tu partida no me dejaste....
solo es que me llevaste.. aunque tú
ni siquiera... lo sabes.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Sigo enamorado de ti...

Sigo enamorado de ti...


Estoy enamorado de tus ojos, 
de tu boca, de tu voz, 
de tus caricias, de tu cuerpo, 
de todo lo que llevas dentro...
Sigo amándote como siempre, 
como desde el primer día en que entraste en mi vida, 
en el cual jamás quise que te fueras, 
porque si lo hacías, te llevabas lo mejor de mi...
Te amo, como ayer, como nunca, como siempre, 
porque estoy cada vez más convencido 
que vives en mi, 
en mis ilusiones y anhelos, en mi vida diaria..
Eres el sueño mas hermoso que tengo, 
el cual sueño despierto e imagino tenerlo, 
eres simplemente el amor ideal, 
el que jamás podré tener, porque solo vives en mi...
Sigo enamorado del amor, 
sigo pensando en que no existes en realidad
porque de mi mente no te puedo... sacar.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Se hundió...

Se hundió...


Me aferre con todas mis fuerzas a esta ilusión, 
intente salvarla aunque el viento soplará, 
pero no me basto todo lo que hice,
pues se hundió cuando pensé que la salvaba...
Te abrace, no pude dejarte, 
intente por todos los medios convencerte, 
intente, incluso, enamorarte, 
aunque todo eso no pudo ilusionarte...
Contuve como pude mis esperanzas,
seguí hasta el final, hasta donde mis fuerzas te soltaran, 
entonces entendí que tenías que partir, 
entendí... que no me amabas.
Así se hundió dentro de mi este corazón, 
naufrago entre los mares de la soledad, 
encallo en el desamor, 
volveré a pensar en que todo de lujo me irá, 
aunque tú no estés, aunque te ame
sin que tú... lo puedas hacer.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Se hace tarde...

Se hace tarde...

El tiempo pasa lento, la impaciencia me carcome,
te espero y no apareces, 
la noche cae lentamente, el tiempo sigue yéndose...
El sueño se hace evidente, 
el cansancio me convierte en displicente, 
cierro mis ojos, 
por dentro puedo verte...
Una mueca  y una sonrisa tímida asoman por mi cara, 
el vaivén de mi cabeza y un espasmo me despiertan, 
sonrío porque sigo soñando contigo, 
me siento feliz porque estás aquí...
Despierto sobresaltado, esperando porque aparezcas, 
no estás, y me siento destruido
espero encontrarte de nuevo en mis sueños, 
espero verte allí, para ser feliz.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

No puedo alejarme...

No puedo alejarme...

Cada vez que intento dejarte, 
más te quedas en mi, es imposible sacarte, 
es increíble cuan dentro estas arraigada, 
cuan enorme es tenerte dentro...
Te alejo con mis labios, 
te apreso entre mis brazos, 
te niego mis sentimientos,
pero cuando lo hago, muero por dentro...
Quiero que te vayas, 
quiero que te alejes,
no puedo verte, y aunque te pida esto,
quiero que te quedes...
Como puedo pedirte todo esto, como quieres que te deje, 
si vas conmigo a donde voy, 
es imposible dejarte, 
si estas junto a mi cada vez que respiro
a cada instante..
Vete, que yo me quedo, 
trata de perderte en el horizonte, 
que de noche cuando sueñe te encuentro,
aléjate tú... porque yo... no puedo.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Suelo creer que no existes...

Suelo creer que no existes...

Sigues dentro, jamás te irás, estás donde tienes que estar, 
no encuentro razón alguna para sacarte de ese lugar...
Por ahora estas ausente, transparente a mis ojos 
que buscan desesperados por tus ojos, 
cegado por la impaciencia de no tenerte, 
sigo sintiendo la necesidad de creerte..
Sigo creyendo que vives dentro,
acariciando por dentro mis sentimientos, 
llegas hasta donde no debes, 
porque es de ti este cuerpo...
Todos estos sueños, toda la ilusión 
pertenece solo a un cuerpo, solo espero a una persona
en donde pueda llenarla de besos y caricias, 
donde tan solo pueda amarla sin medidas.
Cada vez que lo intento, más me desilusiono, 
cada día en cual veo el sol, solo le ruego a Dios
porque aparezcas pronto..
En ocasiones me invade la desesperación, 
intento contener mis ansias creyendo que estas ahí, 
esperando por mi, como espero por ti...
A veces... suelo creer que no existes, 
pero se que dentro de mi... estuviste.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Atraparé tu adiós.

Atraparé tu adiós... 


Cerrare mis manos para tener fuerzas, 
conseguiré asirme de tus labios, 
contendré tus palabras para que ni siquiera
tengan la posibilidad de despedirte...
Apretaré fuerte entre mi pecho tus recuerdos, 
haré de nuestras risas mis alegrías, 
consolaré mi desconsuelo
con tus caricias que quedaron en mi cuerpo...
No dejare que te vayas, 
no dejare que te lleves lo poco que queda de mi, 
no podrás llevarte tus recuerdos, 
porque los anidare y los reviviré en mis sueños...
Aléjate si quieres, no des vuelta, 
sigue hacia adelante, no temas, 
estaré bien, el llanto es solo agua
que nace del manantial de mis ojos, 
logrando hacerme saber que aun puedo amar...
Ve y sigue hacia donde tengas que ir, 
que detendré el tiempo en los días felices, 
los otros los borraré, pues es mi mente la que elige 
tenerte presente... aunque no estés.
Sigue y déjame aquí, pues detendré el momento
en el que te despedías, en el que me decías ... adiós.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Estuviste aquí...

Estuviste aquí....

Te vi en lo lejos, de repente estabas dentro,
poco me duro el asombro, la voz se me entrecorto, 
el latir de este corazón galopo, 
sentí como un nudo estaba en mi pecho...
Me emocione al verte, 
suspire a cada instante cuando te fuiste, 
me quedo el miedo y esa sensación sin sabor
de no haberme atrevido a decirte lo que siento...
Rogaba porque volvieras, mis manos aun tiemblan, 
sigo suspirando, emocionado por haberte visto, 
sigo esperando que entres de nuevo
para ver si tengo el valor de enfrentar lo que siento...
Sonrío y me siento tonto, 
te espero nuevamente, a ver si esta vez puedo decirte
que siempre me encantaste, 
que siempre quise que entres en mi vida, 
para hacerte con la mía, para ser nuestra.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.