sábado, 11 de junio de 2011

Te vi...

Te vi...


Te encontre sin querer, estabas alli
pasaba sin querer pasar,
fue el destino el que me hizo hallarte,
apenas te vi, apenas nos vimos...
sin embargo extraño tu rostro...
Algunos de tus cabellos cubrian tu cara,
algun viento los mecia,
en el vaiven de ellos,
vi en tu cara una sonrisa...
Sonrio y recuerdo, pienso en ti,
en lo que despiertas en mi,
en saber que estoy enamorado,
sin podertelo... decir.
Te extraño sin conocerte,
te pienso sin saber quien eres realmente,
lo unico cierto es que no puedo alejarte
ni de mi.. ni de mi mente.
Ahora espero el dia en que llegue una mañana,
donde pueda encontrarte,
donde deje de extrañarte,
donde por fin tenga el valor de enfrentar
tu rostro hermoso y decirte que estoy enamorado de ti
desde tiempos... remotos.

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 6 de junio de 2011

Existo aunque tu no lo sepas...

Existo.. aunque tu no lo sepas.


Detendre todos los sentimientos,

me centrare en el amor,

mezcla extraña de todos y de nada,

seras solo tu... mi amada.

Estaras inexistente hasta que te encuentre,

no sabre de tu existir hasta que te bese,

seguire tejiendo con las estrellas,

para luego descoserlas, mientras espero tu presencia...

Estare sentado, agazapado bajo la oscuridad,

nadie sabra que te espero,

nadie sabe que te amo,

nadie puede entender que el destino ha hablado.

De por si me he entregado,

por ahora sigo soñando, por ahora sigo esperando

por el dia en que aparezcas,

por el momento en el que sepas de mi existencia...



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

sábado, 4 de junio de 2011

Sentirte conmigo...

Sentirte conmigo...


Acaricias mis manos, me encierras en tus brazos,

susurras en mi oido que aun nos amamos...

Tejes mi pecho, caminas con tus dedos,

recorres mi cuello, te quedas en mis labios...

Dibujas mi nariz, cierra mis ojos,

coqueteas con mis cabellos,

sigues con tu juego, me dejo llevar...

el beso no se hace esperar...

Te tomo de tu cintura, aprieto fuerte tu cuerpo con el mio,

somos uno en medio del infinito momento

que presenta un diafano cielo,

que representa el momento donde el tiempo se detuvo...

Llenas mi cuerpo de caricias,

hago lo propio con tu silueta,

sonrio y sonries porque esta tarde es perfecta,

no existe nada ni nadie, solo nosotros...

Quedate conmigo hasta que el cielo se duerma,

quedate conmigo hasta que sienta este vacio llenar,

preferiria que te quedes porque deseo que asi sea,

aunque realmente quiero que te quedes

porque es lo que tu quieres...

Intento volver a sentirte, pues intento llenar el vacio

que dejaste en mi... cuando te fuiste.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 1 de junio de 2011

Sin comprension...

Sin comprension...


No tiene logica ni razon, estoy volviendome loco

no encuentro, todavia, algo que sustente mi emocion,

no se que hacer con todo esto que da vueltas en mi,

quiere salir y de repente se queda, de nuevo, alli.

Mis ojos no retienen mas las lagrimas,

lloro desconsoladamente,

para los demas estoy bien por fuera,

pero por dentro me estoy muriendo.

Siento como se desgarra por partes mi garganta,

encuentro en el sollozo algo que no esperaba,

lloro y lloro aun mas, no puedo parar

necesito una respuesta ya.

Quizas la soledad es la unica que me puede ayudar,

quizas estoy preso de mi libertad,

estoy esclavizando mi alma a vivir libre,

cuando en realidad quiero estar acompañado.

Suspiro y el llanto vuelve asomar,

no hay razon para seguir derramando lagrimas,

ensucian mi cara, hacen surcos que son como llagas

que de pronto me recuerdan que aun puedo sentir.

He perdido la alegria que caracterizaba mis dias,

estoy sintiendome infeliz,

nada me llena, nada me contenta,

todo parece lugrube, sin brillo ni luz.

Espero que todo sea un sueño,

o una pesadilla en su defecto,

deseo despertar con una gran sonrisa en mi cara,

deseo volver a ser feliz, como antes, como ayer.

La soledad a tocado mi puerta,

la abri, la deje entrar y ahi esta,

sigue conmigo, no se va...

Aunque la eche con muecas, sigue alli,

quizas deba acostumbrarme a seguir viviendo

sin el amor que me han prometido,

quizas siga sin comprender.. por que me siento asi.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.