jueves, 5 de julio de 2018

He nacido para amarte.

He nacido para amarte...


Abrazado a tu cintura, 
te imagino caminando conmigo,  
a través de la vida que
es nuestro destino.
Sortearemos todos los  obstáculos 
que se nos han impuesto, 
 demostraremos al mundo entero
que nuestro amor es eterno.
Porque a tu lado conocí
lo más hermoso y bello, 
por lo cual muchas personas sueñan, 
sin encontrar quien realmente te ama.
Tal vez por ello vuelvo cada noche, 
agarrando tu mano, trayéndote del abismo del ayer, 
para acariciarte el alma con un suspiro...
Arrastrando tu recuerdo me hallo por la vida, 
contándole a mis amigos y desconocidos, 
que hice una vida contigo, 
y en el camino perdí tu mano en un desvió...
Algún día volveremos a encontrarnos, 
nos miraremos y sonreiremos, 
haremos de cuenta que no nos conocemos, 
para empezar todo de cero.
Porque entraré y entrarás en mi vida de nuevo, 
me dejarás abrazarte para siempre,
acariciar tus mejillas, besarte como en un sueño, 
porque te espere una vida entera,
lo que reste para que vengas
también podré esperar, con tal de que llegues...
Cuando lo hagas te mirare y no diré nada, 
porque no hay palabras que puedan explicar
que eres mi complemento
para este amor tan perfecto...

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Lo poco que me queda....

Lo poco que me queda...

El recuerdo, el ayer, pensamientos dispersos, 
ilusiones truncadas, 
preguntas hechas a la nada y aún así
sigo esperando algo que jamás pasará.
Soy un loco que ama de una manera especial,
pocos quedamos así, 
nos extinguimos como el fuego
de una vela expuesta a una tormenta...
No puedo arrepentirme de lo que hice, 
pero si de lo que no pude haber hecho, 
de haber esperado todo el tiempo, 
alimentando con falsas esperanzas algo incierto.
Seguí hacia adelante porque soy un testarudo,  
una persona que no se da por vencida, 
pero al ver que jamás toco el fondo de este abismo, 
prefiero dejar de caer en la esperanza inexistente
de verte llegar algún día, 
si no lo hiciste en el ayer, menos lo harás en el ahora.
Debo dejarte ir, aunque me cueste arrancarme el corazón, 
tal vez hubiese preferido una pelea o simplemente un desprecio, 
a un adiós que jamás se consumo, 
a una ilusión que alimente con restos de una relación
en la cual, parece, que el único que realmente amo... Fui yo.
No se donde estarás ni con quién, 
si rehiciste tu vida o si me esperaste como yo a ti, 
porque jamás me moví del lugar donde te conocí, 
plantado en el amor que te profeso, 
arraigado a un anhelo que jamás llegó.
Creo que cumplí con creces lo que te prometí, 
jamás te falte ni deje de amar, 
esto es un hasta pronto, porque cada noche me visitarás, 
aunque niegue con palabras lo que 
no se puede ocultar.
Esto es lo que me queda de un amor inmenso, 
algo que en la vida podría haber imaginado en tener, 
no puedo negar que fui muy feliz, 
y al mismo tiempo no puedo ocultar la tristeza
que es la simetría perfecta entre uno y otro.
Adiós mi amor, que seas feliz, 
te deseo lo mejor, 
siempre existirás en mi, 
porque serás para siempre, porque nunca... serás.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 24 de agosto de 2017

Sin mañana y sin ayer...


Sin mañana y sin ayer...


Encontraré las fuerzas para seguir adelante, 
no me rendiré porque lucharé
con todo mi ser
hasta el día que pueda tocar tu piel...
La esperanza impulsa mis sentimientos, 
encuentro el camino que me conduce a ti, 
al refugio de tus manos, 
al calor de tu pecho, al néctar de tus besos...
Cada noche tu recuerdo me visita, 
lo abrazo con tanta ternura, 
que se queda durmiendo a mi lado, 
mientras murmuro cuanto te amo...
Despierto con la firme convicción 
de encontrarte entre un mundo de gentes, 
nada se compara a la fuerza del amor, 
pues me da el empuje para seguir esperándote...
Llegará el día en que pueda estar junto a ti, 
porque lo nuestro fue escrito con lágrimas, 
usamos nuestros cuerpos como papel, 
y sellamos todo ante la mirada de Dios...
Cada promesa me sigue a donde vaya, 
es el valor de mi palabra el que me condena
a seguir penitente a pesar de los años, 
aún sin saber de ti... te sigo esperando...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

martes, 8 de agosto de 2017

Aunque tarde una vida....

Aunque tarde una vida... Te encontraré.


 Abrazo esta ilusión con el alma, 
me niego a dejarme caer en la tentación 
de acabar con la promesa que te hice
de amarte eternamente...
Cada día, me acompañas desde que despierto, 
hasta cuando cierro mis ojos
para verte y quedo murmurando tu nombre
en el silencio inmenso de mi cuarto...
No hay día en que no mire el horizonte, 
buscando tu silueta por doquier,
soñando con que llegues, 
digas mi nombre y eches a llorar...
Se que es un sueño, 
se que algún día llegarás, 
encontrarás el camino que te trae ante mi, 
y ese día juro que te entregaré lo que ya es de ti...
El tiempo es implacable, 
nada escapa de él, 
ni siquiera el inconmensurable amor 
que en mi habita...
No importa el tiempo que pase, 
siempre te esperare, 
porque aunque pase una vida, 
estoy seguro que tu corazón 
y tu amor.... tendré.


Fernando Alberto Rodriguez Fernandez.

viernes, 9 de junio de 2017

Parece ayer...

Parece ayer...

 Entraste en mi vida, sin mas que hacer, 
deje que te quedes, no dude cuando abrace
la dicha de que seas mi complemento, 
el amor de mi vida, mi mujer.
No existe sentimiento mas bello, 
que el que me haces sentir, 
porque es puro, verdadero, 
es tuyo, mio, nuestro...
La inmensidad del amor que siento, 
no es conmensurable con nada, 
es tan profundo que ni el tiempo logra disminuirlo, 
quizas lo unico que logra es que siga creciendo...
Sigues muy dentro, 
no hay miedo ni pudor al decirlo, 
te deseo como el primer dia, 
porque este amor sigue latiendo...
Fue en esa tarde cuando jure amarte, 
cuando complete la mitad de mi corazon, 
solo con tu presencia me basto, 
para enamorarme...
Transito por la vida, 
esperando que el destino pueda darme la dicha
de que aparezcas de nuevo en mi vida, 
conjugando los dos lo que una vez deseamos, 
pues sigue esperando mi lado derecho
que llegues a ocuparlo...


Fernando Alberto Rodriguez Fernandez.

martes, 6 de junio de 2017

lunes, 5 de junio de 2017

No me canso de buscarte...

No me canso de buscarte...


 La noche llega sin ti, 
la oscuridad es acompañada de la bruma, 
poco se ve, se hace aun mas evidente mi soledad, 
nadie lo sabe, nadie entiende mi sentir...
Camino hacia mi morada,
las calles estan desoladas, 
el sonido del viento es mi compañia, 
mese las pocas hojas que quedan en los arboles, 
caen delante de mi...
La llovizna empapa mi cara, 
se mezclan con algunas lagrimas, 
camino buscando que tu destino, 
sea, a pesar de todo, el mio...
Llego a mi morada, 
entro en mi cama, dejo atras la ropa mojada, 
no deseo prender la luz, 
prefiero que esten apagadas, 
porque mi imaginacion dibuja tu silueta,
mis manos moldean tu cara, 
y mis labios besan la nada...
Susurro suavemente que te amo,
que las heridas del pasado
poco importan si hoy estas a mi lado, 
no me canso de buscarte, 
simplemente porque te sigo amando...


Fernando Alberto Rodriguez Fernandez.