lunes, 26 de diciembre de 2011

Sociedad Borderline....

Sociedad Borderline...

No hay por que asustarse ni mucho menos considerar que todo lo hecho es casual, todo tiene un por qué, todo esta constituido de esta manera, todo sirve para unirnos o alejarnos.
Las sociedades actuales, en su gran mayoría, consideran a la división de la sociedad como un todo, es decir veámoslo de este modo, todo esta hecho para dividir a las diferentes capas o estamentos que conforman una sociedad.
La misma arquitectura urbana es la que une y aleja a los sectores sociales, uno puede vivir en una zona residencial o en una villa miseria, o en un lugar donde la planificación se perdió en el trayecto entre los responsables gubernamentales y el lugar donde se asentaron familias.
Nada escapa a la división, todo divide y tiene por fin mismo consensuar una identidad entre los diversos sectores.
Incluso en las necesidades básicas también tienen esa división, pues las marcas hacen el trabajo de otros, la ropa, mientras mas cara, adquiere mayor calidad, la comida, los materiales, etc, todo tiene el atenuante de un precio por mejores servicios y/o calidad.
No es novedad el hecho de que los sectores más vulnerables sean los que no pueden entrar en ese sistema de calidad, y la informalidad en la que se mueven hacen que su ámbito social-cultural creen una identidad contraria a los que tienen la posibilidad de adquirir calidad.
La arquitectura y la división de barrios en las ciudades, no es lo único que tiene a su favor la segregación de las sociedades, el dinero, las comodidades, el confort, la calidad, todo condiciona a los civiles para entrar en una estructura, a veces, demasiado cruel para ser aceptaba con buenos términos creando conflictos sociales, con movilizaciones, muchas veces pacíficas, muchas veces... violentas.
Es la forma que tienen los segregados de hacerse escuchar, de decirles a los demás que no esta todo tan bien, que hay sectores que viven con lo mínimo, mientras otros despilfarran.
Los indignados son los que salieron a la calle este año, adquirieron una identidad producto de sus necesidades insatisfechas, contrarios al sistema político-económico-social, que gobierna la mayoría de los países del mundo, incluso en los países de otra religiones se dio la conocida "primavera Árabe" con regímenes que caían y gobiernos democráticos que subían como una salvación a la coyuntura.
Terminamos el año con voces que se oponen al sistema, con gente común que se esta hartando de sufrir y salen a pedir por lo que se les negado, pues no hay peor violencia... que la pobreza.




Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Lejos y cerca de todo...


Lejos y cerca de todo…

Considerando que se cierra un año más, que sigue el que viene,  que seguirá el otro y así, en un devenir como pocos, en un tiempo apocalíptico, con la pasión de un Cristo convertido en mundo, con todo lo óbice que trae aparejado la aldea global.
Seguimos adelante, llevando una cruz que no es nuestra, pero que se nos fue tirada encima con pegamento, llevándonos a todos con la pesada carga, tratando de no claudicar cada vez que se hace más cuesta arriba.
Así terminamos este año, con crisis económicas, políticas, sociales, como pocas, el mundo se prepara para parir una nueva era, quizás más democrática, quizás más equitativa o quizás como es, como la que vivimos, tan desigual que provoco que haya indignados contra el sistema conocido.
El devenir es incierto, no hay futurología, no hay cartas de Tarot que me hagan tener certezas sobre lo que sucederá, lo único cierto es que vivimos en un caos asimétrico entre los que tienen y los que no tienen, con sus respectivos cambios y virajes que conllevan el futuro sin serlo.
La humanidad jamás pensó en tener todo lo que tiene, en todo sentido de lo bueno a lo malo, porque hay cosas muy buenas, como también hay cosas malas.
Como paso con Argentina en el 2.001, como sucede en varios países, todo lo que está pasando en el mundo es como un deja vú  para los argentinos, hay un modelo que está fracasando y los países europeos tratando de salvar a sus bancos sin percatarse que sin la gente, la que realmente hace un ajuste a sus bolsillos, es que la mueve a la economía, ellos se olvidan que los cargos que ocupan es para darle representación al pueblo.
Tan cerca del 1 de Enero y tan lejos de una verdadera solución a mediano plazo, veremos que sucede con este mundo, veremos si sucederá lo mismo o que, quizás, cambio, solo, un poco.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Llovió...

Llovió...


Llovió como tiene que llover, 
con esa vehemencia que trae aparejada la naturaleza, 
con esas ganas de refrescar el tiempo, 
con agua fresca mecida por el viento...
Las calles desoladas, nadie pasaba, 
el viento arremetía contra los árboles, 
jugando con sus copas, que iban y venían
con las veredas empapadas y las calles abnegadas...
  Algún osado intentaba caminar entre la lluvia, 
chapoteaba a cada paso, 
se recubría en cada alero que estaba, 
aun así no bastaba, se mojaba...
No duro mucho, pero duro lo que tenía que durar,
lo que se necesitaba para refrescar,
quedaron las calles con ese color oscuro, 
con la gente abrigada, 
con esta sensación de calma... tras la tormenta.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández. 

sábado, 12 de noviembre de 2011

Alejémonos del pasado...

Alejémonos del pasado...

Estamos parados, frente a frente, 
con el corazón en nuestras manos, 
palabras que contienen sentimientos, 
lagrimas que se aferran a nuestros ojos...
Intentamos conversar, no podemos
es imposible que nuestra garganta exprese algo, 
estamos confundidos, no sabemos si reír o llorar, 
no sabemos si salir corriendo o quedarnos a sollozar...
Lo que hubo entre nosotros aun está, 
no se ha ido ninguno de nuestros sueños, 
en tus ojos puedo ver que jamás mermo el sentimiento, 
en mi mente imagino que este rencuentro será para siempre eterno...
Como un loco quiero abrazarte, 
me contengo e intento balbucear lo que siento, 
estoy sin palabras, sin aliento, 
estoy vacío y solo quiero que me llene... tu amor.
Te quedas inmóvil, como si algo te detuviese, 
no dices nada, no pestañeas, 
entre una estatua y tu, no hay diferencias, 
las dos son bellas, las dos... son eternas...
Te das vuelta y te vas, me dejas parado mojándome, 
con la lluvia cubriendo mi cara, 
con lagrimas que caen y ruedan hacia el suelo, 
y tu no sabes que lloro por fuera, por dentro, 
aunque no me veas, sabes que es cierto, 
que jamás te sacaré, que jamás... te tendré.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 30 de octubre de 2011

No necesitare nada más...


No necesitare nada más...

Solo necesito de tus manos día a día para protegerme,
solo necesito de tus besos, suaves, tiernos
que me envuelven y me elevan, sin saber
si es verdad o fantasía, que nuestro amor
nos hace volar hacia la infinita eternidad…
Es una noche mágica, donde no existen distancias,
donde la prosémica se reduce al mínimo,
donde nuestros cuerpos se funden en uno solo,
cuando el calor los une, cuando el cielo se encuentra
en tus ojos, en tu piel, cuando el mar se refleja
en tu suave humedad… Cuando por tanto amor…
Empezamos a sudar…
En esta noche toco el cielo con mis manos,
rosó la boveda celeste del infinito
,en tus ojos me pierdo, pues tu amor me confunde,
tu mirada me cega, sin poder pensar…
Solo atino a besarte…y en tus besos me quedo a vivir,
pues tu boca es un manantial de agua dulce
del cual bebó día a día, embriagandome de amor…
Es a ti a quién quiero…!!!… Es en esta noche…
La cual, en nuestro derroche de amor y deseo,
se ha convertido en infinita… No existe una frontera,
no existe un limite… Ya que mi amor se desborda
al tenerte sobre mi cama, envuelta de nada…
Y así la noche jamás se irá porque al amanecer
en mi… Quedarás…
No necesitaré nada más, porque elegí que a ti
quiero... adorar.

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 9 de octubre de 2011

Tu sombra contra la pared...

Tu sombra contra la pared...

En la oscuridad de nuestro cuarto te haré el amor, 
tomare tu cuerpo y lo atraeré hacia mi, 
acariciare tus pechos... beberé tus besos...
Recorreré cada parte de tu cuerpo,
te acariciare fuerte pero suavemente, 
en la cama no habrá lugar donde no estemos, 
las sabanas por el suelo serán el reflejo de nuestro deseo..
Con la ventana abierta, 
dejaremos que entre la noche, 
con un viento que nos roce, 
con la luna alumbrándonos el rostro...
Estaremos uno dentro del otro,
sumergidos en deseos prohibidos, 
desinhibidos de nuestra razón, 
nos amaremos como locos, llenos de pura pasión...
Mientras te tome, mientras nos unamos, 
un rayo de luz de luna nos dará
el instante sagrado que nos quedara marcado, 
quedaran nuestros cuerpos dibujados
en la pared, que será también testigo
de cuanto... esta noche... nos amamos.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 6 de octubre de 2011

¿Qué habrá sido de ti...?

¿Qué habrá sido de ti...?

El tiempo ha pasado
y tu recuerdo me sigue matando, 
cada noche en la cual concilio un sueño sin ser, 
en cada amanecer 
en el cual al mirar hacia mi lado... no estas.
Días y noches te he llorado, 
me quede sin lágrimas ni ilusiones,
sin el amor que nos hace mejor, 
sin tu amor y con el corazón partido en dos...
Nadie me habla de ti, 
todo me recuerda cuando estábamos juntos, 
todo es todo y al mismo tiempo es nada, 
pues tu silencio son tus palabras,
y mi soledad es la falta de tu presencia...
Te encontrarás suspendida en el tiempo,
en mi memoria y en mi vida, 
como una huella imborrable, como un tatuaje
que llevo conmigo y cada vez que miro dentro
se que estás ahí, recordándome que soy, aun, tuyo...
Quiero que me que digas que sigues siendo mía,
que sigo siendo de ti, 
porque este amor aun no conoce su fin, 
pues te amo a pesar del tiempo en el que te fuiste,
en el que desaparecías sin decirme... qué será de ti...

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Encender de nuevo la llama de la esperanza...

Encender de nuevo la llama de la esperanza...

En este mundo del sosiego,
donde todos esperan que todo acabe mañana, 
nadie ve mas allá de sus narices, 
nadie mira hacia un futuro que le es negado a los jóvenes.
Realmente pensar que todo esta por demás mal, 
que todo es una mierda, 
es el mensaje que se les trasmite a los niños, 
y a la gran mayoría de la sociedad,
pues los medios amplifican todas las noticias, 
y mientras mas mala la noticia, más vende.
Hoy en día ya no basta con buscar justificativos sociales, 
 o apuntar a la desaparición del núcleo familiar
como el factor principal de una falta de valores intrínseca
ni culpar a las tríbus sociales ni mucho menos a los grupo de jóvenes 
que se junta en una esquina o en una casa, 
ya no más, es hora de cambiar y buscar una solución, 
de devolverles el deseo de vivir por un ideal y una ilusión.
Cuando el hombre mato a Dios, cuando el mismo hombre
tomo el lugar de ser el creador,
entonces se perdió algo, algo más que una simple fe, 
se perdió el sentido que tenía la vida.
No busco buscar una forma de vivir, 
pero cada día que pasa es peor,
nadie respeta a nadie, nada respeta a nada, 
el simple hecho de respetar la vida parece ser olvidado
pues se mata con tanta naturalidad que es aberrante
hacer algún comentario hacía tal crueldad.
Todos esperan que el mundo se acabe mañana, 
todos esperan el 2012, todos quieren vivir y tienen miedo, 
se les impone una caducidad a la vida y a la forma de vivirla, 
ya no hay libros ni seres que enseñen como hacerlo, 
cada vez mueren mas referentes de vida, 
cada vez se pierde algo que nos identifica.
Habrá que encender de nuevo una pequeña luz
en medio de tanta oscuridad, 
que batalle entre el sosiego y la desesperanza, 
que busque abrirse paso y alumbrar más allá
buscando, quizás, encender de nuevo... la esperanza.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Volver a empezar...

Volver a empezar...

De pronto todo se viene para abajo, 
todo cae como una pirámide de naipes,
quedan algunos vestigios de lo que fue, 
de aquel enorme castillo hecho de viento...
Recojo los pedazos y retazos, 
de lo que alguna vez fue y hoy no es, 
rió y lloro por lo que he construido
y por lo que he perdido...
Sin menoscabarme  me armo de valor, 
se me llena de nuevo el corazón, 
tratando de lograr lo que perdí, 
luchando con mas ahincó para volver a construir.
No me da miedo volver a empezar, 
no tengo temor de hacerlo una y mil veces más, 
aun tengo la fuerza y el valor
de creer en mi mismo y en mis posibilidades.
Conozco el fondo, lo profundo y oscuro de estar desesperado,
me da gusto decir que aun puedo volver a pararme,
para hacer frente a lo que venga, 
porque estoy preparado para dar batalla,
y aunque gane o pierda, se que volveré a empezar...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Lo que me resta darte...

Lo que me resta darte...

En cada nuevo amanecer puedo darte un nuevo mundo, 
lleno de magia, caricias y promesas de amores eternos, 
construiré dimensiones para lo nuestro, 
porque no existe en el mundo algo parecido...
Cada día te haré feliz, 
con el tiempo te llevare de la mano
hacia lo que siempre soñamos, 
seremos felices juntos...
Quiero que día a día me digas 
que eres inmensamente feliz, 
que es nuestro amor, nuestro mundo, 
porque es profundo, porque es tan real...
Mírame y sonríeme, 
ve dentro de mi, mírame a los ojos, 
encuentra todo lo que pidas, 
quédate allí y admira como crece mi amor por ti...
Quiero ser siempre tuyo, 
quiero que siempre seas mía, 
quiero que seas lo que soy
cuando estoy junto a ti...
Iremos juntos hasta donde Dios diga, 
quédate conmigo, para poder darte... 
más cada día...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Puedo predecir que me olvidarás...

Puedo predecir que me olvidaras...

Miraras cada atardecer sin mis brazos rodeándote, 
nadie te susurra al oído juramentos de amor eterno, 
no habrá quien te de amor sincero, 
cuando parta en dos mi corazón... para alejarme...
Nadie podrá llenarte de caricias, 
nadie puede darte más de lo que pude dar,
si es mi vida con la que te quedas, 
si es mi despecho el que me aleja...
Me voy y me quedo, 
estoy contigo, aunque se que no puedo,
volveré, aunque no quieras, 
porque de ti pertenece mi existencia...
Aprenderé a vivir a medias, 
curándome a través del tiempo, 
recordando que siempre te amo, 
resistiendo a tu olvido...
Se que me olvidarás, 
porque quizás el amor no era tan fuerte,
porque quizás no eramos el uno para el otro, 
se que estarás mejor sin mi, 
aunque también se que jamás 
encontrarás un amor tan real... como el mio.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Me iré... espero que no me sigas.

Me iré... espero que no me sigas...

Partiré al amanecer, entre el cielo naranja
y el cantar de pájaros que me desearan buen viaje, 
me iré sin que nadie lo sepa, 
para evitar despedidas ni tragedias...
Llevare a cuestas todo mi pasado, 
estaré pendiente de mi futuro, 
aunque te irás conmigo en cada respiro,
espero olvidarte cuando encuentre mi destino...
Caminare mirando hacia atrás, 
esperando que tu sombra se equivoque de camino, 
quizás se vaya con el primer anochecer que me toque, 
quizás se quede conmigo durante el día
cuando camine buscando perderte...
Me voy porque no aguanto el dolor, 
quisiera que todo fuera diferente, 
no trates de detenerme con tu recuerdo imborrable, 
me iré lejos, aunque te lleve prendida en mis huesos...
Me iré por más que me sigas, 
porque prefiero estar lejos y tenerte cerca, 
a tenerte cerca... y sentirte... lejos.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

¿Quién te crees que eres?....

¿Quién te crees que eres?...


Quien piensas que eres para despojarme como un trapo, 
alejarme de ti como un harapo, 
desdeñarme en mil pedazos
cuando cierras la puerta de un golpazo.
Te alejas sin que te importe mi sufrir, 
quizás sea porque es solo mi sentir, 
el que siempre estará en mi, 
el que siento.... por ti.
Dejas cicatrices que parecen incurables, 
siempre que cierro mis ojos
te veo dentro y lloro, 
soy feliz por fuera, pero sufro y tiemblo cuando te recuerdo...
Será que ninguno gano, 
en este vaivén perdió el amor, 
corriendo se escapo, 
cuando dejamos de sentir pasión...
Cuanto te amo que aun no te das cuenta
que sigo suspirando,
que aun se sigue desgarrando mi garganta, 
cada vez que digo que tu... me amabas.
¿Quién te crees que eres?, para haberme dejado así, 
si todo te dí, que me quede vació
el día que cerraste la puerta gritando... 
Que ya... no me querías... que en tu vida... ya no existía...

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

martes, 20 de septiembre de 2011

Llega cada noche...


Llega cada noche...

El sol desciende, las estrellas aparecen, 
la bóveda, que antes era celeste, se tiñe de negro, 
una silueta asoma por mi ventana, 
la luna roza, con su luz, mi cama...
Doy vuelta, estas junto a mi, 
susurro en el silencio de nuestros cuerpos
que te amaré eternamente, 
que es eres toda mi felicidad...
Acariciando tus mejillas,
recuerdo cuando nos conocimos, 
cuando detuve el tiempo en tus manos, 
esa tarde donde el sol caía...
Si esto es lo que desee cada día,
si eres todo lo que siempre le pedí a Dios, 
¿quién me creo que soy, para no amarte?, 
si eres lo más hermoso que llego a mi vida...
Llega cada noche de la misma manera, 
con la oscuridad cubriéndonos, 
con nuestros cuerpos uno dentro del otro, 
porque sabrá Dios que eres... mi gran... tesoro.

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Te siento dentro...

Te siento dentro...


No existe el tiempo cuando estas dentro, 
no hay manera de encontrar el sentimiento, 
si todo es hermoso en este momento, 
en el cual beso tus labios y en ti me quedo prendido...
Estar mirando tu rostro, admirarte cuando ríes, 
compartir conmigo tu alegría, 
complementarme de la manera mas bella, 
dejarme crecer a tu lado es mi mayor dicha...
Te amo, te amo, mas que a nada en esta vida, 
sin promesas lejanas, 
sin tierras desconocidas por descubrir, 
mas que el caminar día a día junto a ti...
No hay nada más que tu en mi vida,
no deseo que exista otra vida sin ti,
estas conmigo cuando respiro,
pues el suspiro es solo tu aliento saliendo...
Ven conmigo que te rodeare cuando durmamos, 
deja que te abrace sin que nada nos aparte, 
quédate junto a mi esta noche y todas las que vendrán, 
porque jamás...de mi... te irás.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 18 de septiembre de 2011

El mejor de los finales...

El mejor de los finales...

Llegamos al final de todo, 
el destino ha hablado, 
no podemos esperar más de la vida, 
ella nos ha concedido un final...
Concebiremos entregarnos uno al otro, 
estaremos juntos por siempre, 
porque no hay otro camino
que el que elegimos cuando nos conocimos...
Estamos aquí esperando envejecer, 
convencidos de que nuestro amor es lo más fuerte, 
lo más hermoso que puede haber, 
pues estamos unidos por algo mas que piel...
Porque aun tiembla mi voz al hablarte, 
aun puedo ver en el ayer el hoy,
lo nuestro jamás cambió 
todo es como siempre, todo es como ayer...
Te amo como cuando empezamos, 
sigo sintiendo la misma emoción, 
la misma ilusión cuando te beso 
y me quedo prendido en tus labios...
Sigo siendo el mismo de siempre, 
porque estamos juntos, 
sigo siendo el hombre mas feliz del mundo, 
porque terminare mis días junto.. a ti.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Con tu partida...

Con tu partida...

Con tu partida te llevaste contigo todos los sueños, 
todos los planes y todo mi amor, 
te llevaste mi alegría y me dejaste solo tristeza...
Te llevaste mis besos, 
y me quede solo con esas lágrimas
que se ahogaron en mi almohada, 
en la soledad de mis noches al pensarte...
Me quede solo y vacío, 
me quede como antes, como siempre, 
aunque esta vez... sin ti.
Cuando te fuiste, 
arroje mi alma a los abismos de la desesperanza,
me quede sentado en la orilla de un mar incierto, 
esperando porque llegue el momento 
en que regresarás...
Con tu partida no me dejaste....
solo es que me llevaste.. aunque tú
ni siquiera... lo sabes.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Sigo enamorado de ti...

Sigo enamorado de ti...


Estoy enamorado de tus ojos, 
de tu boca, de tu voz, 
de tus caricias, de tu cuerpo, 
de todo lo que llevas dentro...
Sigo amándote como siempre, 
como desde el primer día en que entraste en mi vida, 
en el cual jamás quise que te fueras, 
porque si lo hacías, te llevabas lo mejor de mi...
Te amo, como ayer, como nunca, como siempre, 
porque estoy cada vez más convencido 
que vives en mi, 
en mis ilusiones y anhelos, en mi vida diaria..
Eres el sueño mas hermoso que tengo, 
el cual sueño despierto e imagino tenerlo, 
eres simplemente el amor ideal, 
el que jamás podré tener, porque solo vives en mi...
Sigo enamorado del amor, 
sigo pensando en que no existes en realidad
porque de mi mente no te puedo... sacar.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Se hundió...

Se hundió...


Me aferre con todas mis fuerzas a esta ilusión, 
intente salvarla aunque el viento soplará, 
pero no me basto todo lo que hice,
pues se hundió cuando pensé que la salvaba...
Te abrace, no pude dejarte, 
intente por todos los medios convencerte, 
intente, incluso, enamorarte, 
aunque todo eso no pudo ilusionarte...
Contuve como pude mis esperanzas,
seguí hasta el final, hasta donde mis fuerzas te soltaran, 
entonces entendí que tenías que partir, 
entendí... que no me amabas.
Así se hundió dentro de mi este corazón, 
naufrago entre los mares de la soledad, 
encallo en el desamor, 
volveré a pensar en que todo de lujo me irá, 
aunque tú no estés, aunque te ame
sin que tú... lo puedas hacer.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Se hace tarde...

Se hace tarde...

El tiempo pasa lento, la impaciencia me carcome,
te espero y no apareces, 
la noche cae lentamente, el tiempo sigue yéndose...
El sueño se hace evidente, 
el cansancio me convierte en displicente, 
cierro mis ojos, 
por dentro puedo verte...
Una mueca  y una sonrisa tímida asoman por mi cara, 
el vaivén de mi cabeza y un espasmo me despiertan, 
sonrío porque sigo soñando contigo, 
me siento feliz porque estás aquí...
Despierto sobresaltado, esperando porque aparezcas, 
no estás, y me siento destruido
espero encontrarte de nuevo en mis sueños, 
espero verte allí, para ser feliz.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

No puedo alejarme...

No puedo alejarme...

Cada vez que intento dejarte, 
más te quedas en mi, es imposible sacarte, 
es increíble cuan dentro estas arraigada, 
cuan enorme es tenerte dentro...
Te alejo con mis labios, 
te apreso entre mis brazos, 
te niego mis sentimientos,
pero cuando lo hago, muero por dentro...
Quiero que te vayas, 
quiero que te alejes,
no puedo verte, y aunque te pida esto,
quiero que te quedes...
Como puedo pedirte todo esto, como quieres que te deje, 
si vas conmigo a donde voy, 
es imposible dejarte, 
si estas junto a mi cada vez que respiro
a cada instante..
Vete, que yo me quedo, 
trata de perderte en el horizonte, 
que de noche cuando sueñe te encuentro,
aléjate tú... porque yo... no puedo.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

Suelo creer que no existes...

Suelo creer que no existes...

Sigues dentro, jamás te irás, estás donde tienes que estar, 
no encuentro razón alguna para sacarte de ese lugar...
Por ahora estas ausente, transparente a mis ojos 
que buscan desesperados por tus ojos, 
cegado por la impaciencia de no tenerte, 
sigo sintiendo la necesidad de creerte..
Sigo creyendo que vives dentro,
acariciando por dentro mis sentimientos, 
llegas hasta donde no debes, 
porque es de ti este cuerpo...
Todos estos sueños, toda la ilusión 
pertenece solo a un cuerpo, solo espero a una persona
en donde pueda llenarla de besos y caricias, 
donde tan solo pueda amarla sin medidas.
Cada vez que lo intento, más me desilusiono, 
cada día en cual veo el sol, solo le ruego a Dios
porque aparezcas pronto..
En ocasiones me invade la desesperación, 
intento contener mis ansias creyendo que estas ahí, 
esperando por mi, como espero por ti...
A veces... suelo creer que no existes, 
pero se que dentro de mi... estuviste.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Atraparé tu adiós.

Atraparé tu adiós... 


Cerrare mis manos para tener fuerzas, 
conseguiré asirme de tus labios, 
contendré tus palabras para que ni siquiera
tengan la posibilidad de despedirte...
Apretaré fuerte entre mi pecho tus recuerdos, 
haré de nuestras risas mis alegrías, 
consolaré mi desconsuelo
con tus caricias que quedaron en mi cuerpo...
No dejare que te vayas, 
no dejare que te lleves lo poco que queda de mi, 
no podrás llevarte tus recuerdos, 
porque los anidare y los reviviré en mis sueños...
Aléjate si quieres, no des vuelta, 
sigue hacia adelante, no temas, 
estaré bien, el llanto es solo agua
que nace del manantial de mis ojos, 
logrando hacerme saber que aun puedo amar...
Ve y sigue hacia donde tengas que ir, 
que detendré el tiempo en los días felices, 
los otros los borraré, pues es mi mente la que elige 
tenerte presente... aunque no estés.
Sigue y déjame aquí, pues detendré el momento
en el que te despedías, en el que me decías ... adiós.


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Estuviste aquí...

Estuviste aquí....

Te vi en lo lejos, de repente estabas dentro,
poco me duro el asombro, la voz se me entrecorto, 
el latir de este corazón galopo, 
sentí como un nudo estaba en mi pecho...
Me emocione al verte, 
suspire a cada instante cuando te fuiste, 
me quedo el miedo y esa sensación sin sabor
de no haberme atrevido a decirte lo que siento...
Rogaba porque volvieras, mis manos aun tiemblan, 
sigo suspirando, emocionado por haberte visto, 
sigo esperando que entres de nuevo
para ver si tengo el valor de enfrentar lo que siento...
Sonrío y me siento tonto, 
te espero nuevamente, a ver si esta vez puedo decirte
que siempre me encantaste, 
que siempre quise que entres en mi vida, 
para hacerte con la mía, para ser nuestra.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 17 de agosto de 2011

¿Vendrás?...

¿Vendrás?...


Estarás escondida detrás del aire,
te asomarás de vez en cuando para verme,
estaré pendiente de tu llegada,
que seguramente no podré verte...
Se que lloras por mi, por este amor que te pertenece,
por esta ilusión que en mi crece,
sin darle un sentido a mi anhelo
sin saber si estarás viniendo...
Aun sin tener certezas te espero,
quedándome ciego, niego e ignoro rostros,
no deseo a nada ni nadie, solo quiero que vengas
a tomar lo que es tuyo, a buscar lo nuestro...
La espera me destroza,
intento contener estas lágrimas de mis ojos,
se desprenden y buscan tu consuelo,
bajan por mis mejillas esperando tus caricias...
Espero que vengas pronto, sigo aquí sin moverme,
alimento mis días soñando despierto
que tu también estarás pensando
en que existe el amor verdadero..
Este amor que tengo guardado dentro,
este amor que es tan tuyo, tan mio... tan nuestro.
¿Vendrás?... espero que si,
porque te esperare todo el tiempo...


Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 5 de agosto de 2011

Los pobres son necesarios.

Los pobres son necesarios...

Lejos de entender o tratar de entender el por qué
de todos los hechos que golpean a mi provincia,
de entender por que razón miles de personas
se asientan en descampados privados o del estado,
consumidos por la desesperación de tener algo propio,
de tener un lugar donde asentarse y establecerse.
La realidad habitacional es inherente a toda latinoamerica,
ninguna sociedad esta exenta de esto,
en Jujuy, en mi provincia este hecho, esta demanda
por un techo propio, ya no podemos ni decir que es digno,
puesto que estas personas no tienen, algunas veces, ni para comer.
Llevados por la necesidad, intentan adueñarse de lo que es negado,
así tenemos a una población que adquiere necesidades reales,
una necesidad fue la de hacerse escuchar, el descontento social
por no tener trabajo fue resuelto con planes sociales,
los cuales apenas cubren la luz y el agua, a esto se le sumo
los bolsones de alimentos, de a poquito fueron dándoles algo
para apaciguarlos y tenerlos contentos o contenidos.
Pero, la realidad habitacional no fue resuelta ni por este gobierno
ni por el anterior, entonces la gente se harto,
ya no les alcanzo con las migajas de la mesa,
quisieron sentarse en ella y comer a la par de todos.
Esta situación llevo a que familias enteras se asentarán
en un predio perteneciente a la empresa Ledesma,
como es propiedad privada la empresa pidió al estado
que resuelva la situación, esto origino un desalojo,
pero el desalojo fue resistido y así empezó el caos,
4 muertos, 1 policía y 3 civiles.
La gente estalló en las calles de aquí y en Buenos Aires,
miles de personas pidiendo la renuncia de los responsables,
gente y más gente presionando porque les resuelvan los problemas,
es irónico, siempre aparecen los bomberos cuando el incendio
esta a medias o culminando.
Las movilizaciones solo fueron el foco ígneo de lo que vendría después,
las personas que iniciaron esto en Ledesma, fueron la guía para las demás,
nuevos asentamientos se realizaron en San Pedro, en Perico e incluso en San Salvador, la ciudad capital.
El instituto de vivienda de Jujuy, llamo a los adjudicados a viviendas
para que vayan y ocupen las casas,
porque otros entraban en ellas y se apropiaban.
Entonces el derecho a la propiedad privada,
base fundamental del sistema fue violado,
y un aire espeso con nubarrones que anuncian
una anarquía, aún no visible a simple vista, se impone en la provincia.
Pero esta lucha entre policías y pobres, no es más que una lucha
entre pobres y pobres, unos que defienden a la ley,
y otros que desean lo que no pueden acceder.
Este estamento de la sociedad, estos pobres son necesarios,
porque la clase media no desea estar allí y la clase alta
no ve con buenos ojos relegar algo suyo y compartirlo.
Es raro como se mueven las masas, como son llevadas
las practicas y el pragmatismo, así también la plasticidad
con las que se adecuan a las situaciones,
pues son mayoría, son multitud, son simplemente necesitados,
arrastrados por algo que las Naciones Unidas han proclamado
en los artículos 13, 17 y 25.
No se que esperar de esto que sucede aquí, quizás se traslade,
quizás quede todo donde empezó, quizás, tal vez,
podría ser, todos condicionales de lo que es.
Artículo 17
  1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
  2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.
  3. Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 6 de julio de 2011

Mirame...

Mirame...


Sientes que te extraño,

que tiemblo cada vez que te veo,

que no hay instante en que no piense

en este deseo contenido de ser tu enamorado...

Sonrio y cierro mis ojos para volver a verte,

estas en mi mente, en cada cosa que hago,

a cada instante mas te extraño,

porque es real que te siento tan dentro,

que tu pasar es una caricia

la cual roba un suspiro y un beso...

Cada vez que divago,

me ilusiono con ese momento en donde

tomes mi mano, sientas cuanto te amo,

te dejes llevar por el momento

en el cual te confiese mis sentimientos.

Mirame solo una vez y otra vez,

entra en mi a traves de mis ojos,

deseo revelarte mi secreto...

susurrarte en el oido...

que siempre de ti... estuve enamorado.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

sábado, 11 de junio de 2011

Te vi...

Te vi...


Te encontre sin querer, estabas alli
pasaba sin querer pasar,
fue el destino el que me hizo hallarte,
apenas te vi, apenas nos vimos...
sin embargo extraño tu rostro...
Algunos de tus cabellos cubrian tu cara,
algun viento los mecia,
en el vaiven de ellos,
vi en tu cara una sonrisa...
Sonrio y recuerdo, pienso en ti,
en lo que despiertas en mi,
en saber que estoy enamorado,
sin podertelo... decir.
Te extraño sin conocerte,
te pienso sin saber quien eres realmente,
lo unico cierto es que no puedo alejarte
ni de mi.. ni de mi mente.
Ahora espero el dia en que llegue una mañana,
donde pueda encontrarte,
donde deje de extrañarte,
donde por fin tenga el valor de enfrentar
tu rostro hermoso y decirte que estoy enamorado de ti
desde tiempos... remotos.

Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

lunes, 6 de junio de 2011

Existo aunque tu no lo sepas...

Existo.. aunque tu no lo sepas.


Detendre todos los sentimientos,

me centrare en el amor,

mezcla extraña de todos y de nada,

seras solo tu... mi amada.

Estaras inexistente hasta que te encuentre,

no sabre de tu existir hasta que te bese,

seguire tejiendo con las estrellas,

para luego descoserlas, mientras espero tu presencia...

Estare sentado, agazapado bajo la oscuridad,

nadie sabra que te espero,

nadie sabe que te amo,

nadie puede entender que el destino ha hablado.

De por si me he entregado,

por ahora sigo soñando, por ahora sigo esperando

por el dia en que aparezcas,

por el momento en el que sepas de mi existencia...



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

sábado, 4 de junio de 2011

Sentirte conmigo...

Sentirte conmigo...


Acaricias mis manos, me encierras en tus brazos,

susurras en mi oido que aun nos amamos...

Tejes mi pecho, caminas con tus dedos,

recorres mi cuello, te quedas en mis labios...

Dibujas mi nariz, cierra mis ojos,

coqueteas con mis cabellos,

sigues con tu juego, me dejo llevar...

el beso no se hace esperar...

Te tomo de tu cintura, aprieto fuerte tu cuerpo con el mio,

somos uno en medio del infinito momento

que presenta un diafano cielo,

que representa el momento donde el tiempo se detuvo...

Llenas mi cuerpo de caricias,

hago lo propio con tu silueta,

sonrio y sonries porque esta tarde es perfecta,

no existe nada ni nadie, solo nosotros...

Quedate conmigo hasta que el cielo se duerma,

quedate conmigo hasta que sienta este vacio llenar,

preferiria que te quedes porque deseo que asi sea,

aunque realmente quiero que te quedes

porque es lo que tu quieres...

Intento volver a sentirte, pues intento llenar el vacio

que dejaste en mi... cuando te fuiste.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

miércoles, 1 de junio de 2011

Sin comprension...

Sin comprension...


No tiene logica ni razon, estoy volviendome loco

no encuentro, todavia, algo que sustente mi emocion,

no se que hacer con todo esto que da vueltas en mi,

quiere salir y de repente se queda, de nuevo, alli.

Mis ojos no retienen mas las lagrimas,

lloro desconsoladamente,

para los demas estoy bien por fuera,

pero por dentro me estoy muriendo.

Siento como se desgarra por partes mi garganta,

encuentro en el sollozo algo que no esperaba,

lloro y lloro aun mas, no puedo parar

necesito una respuesta ya.

Quizas la soledad es la unica que me puede ayudar,

quizas estoy preso de mi libertad,

estoy esclavizando mi alma a vivir libre,

cuando en realidad quiero estar acompañado.

Suspiro y el llanto vuelve asomar,

no hay razon para seguir derramando lagrimas,

ensucian mi cara, hacen surcos que son como llagas

que de pronto me recuerdan que aun puedo sentir.

He perdido la alegria que caracterizaba mis dias,

estoy sintiendome infeliz,

nada me llena, nada me contenta,

todo parece lugrube, sin brillo ni luz.

Espero que todo sea un sueño,

o una pesadilla en su defecto,

deseo despertar con una gran sonrisa en mi cara,

deseo volver a ser feliz, como antes, como ayer.

La soledad a tocado mi puerta,

la abri, la deje entrar y ahi esta,

sigue conmigo, no se va...

Aunque la eche con muecas, sigue alli,

quizas deba acostumbrarme a seguir viviendo

sin el amor que me han prometido,

quizas siga sin comprender.. por que me siento asi.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

martes, 31 de mayo de 2011

Caer, para levantarse...

Caer... para levantarse...


E caido infinidad de veces, me he consolado solo,

consumi mi tiempo en encontrar una respuesta

a esta sensacion de sentirme en el sosiego.

Rara vez alguien puede estar siempre bien,

de repente se te viene el mundo abajo,

todo lo que construiste se derrumba,

y entre los escombros quedas tapado.

Pero, mientras haya un poco de esperanza,

de amor y por sobre todas las cosas,

un poco de eso que te da Dios,

que son ganas de vivir, entonces saldras de alli.

Asi me senti hoy, tan solo que queria llorar,

tapado por problemas, queriendo gritar sin poderlo hacer,

con la garganta hecha un nudo,

por el dolor que provoca llorar en silencio.

Entre todo el dolor que te provoca estar asi,

lleno de tantos sentimientos que no puedes controlar,

asi te sientes cuando caes en la soledad,

cuando se siente morir en vida.

Oh por Dios, el dolor no se puede soportar,

intentas tomar aire, sin embargo te falta todo,

no das mas, empiezas a llorar, gritas sin sonidos,

y la garganta se desgarra al punto que no puedes hablar.

De pronto el sollozo empieza a apaciguar,

encuentras el aire que antes te faltaba,

te secas lo que quedan de lagrimas,

levantas la frente y vuelves a empezar.

Das un paso para atras y tomas impulso,

nada puede detenerte, ya haz llorado lo suficiente,

ahora es hora de reir, de estar bien

porque el estar mal ya paso, quedo alla atras.

Retomas la fuerza para mirar el mañana esperanzado,

ya has caido, es hora de levantarse,

porque el mañana jamas muere por ende

uno tiene que sobreponerse para volver a vivir.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 20 de mayo de 2011

Muerto el perro, se aumento la rabia.

Muerto el perro, se aumento la rabia...


Entender lo actual de un mundo tan fragmentado,

es una tarea fastidiosa, sin embargo vemos que los bloques,

ahora son mas dispares, mas asimetricos

e incluso mas peligrosos que antes.

No hace mucho mataron a Osama Ben Laden,

el hombre mas buscado del planeta,

las teorias conspiracionistas, las pocas pruebas y demas,

solo agigantan mas al personaje enemigo numero 1 de los E.E.U.U.

Aunque, este enemigo era el principal aliado del gran pais del norte,

en la epoca donde Afganistan estaba siendo asediada por los rusos,

entrenado por las fuerzas especiales estadounidenses,

para ser, luego, el principal enemigo.

Frankenstein no solo fue una invension de una novelista,

tambien fue la invension de todo aquel que quiso poner a su favor,

a una ideologia trazada por diferencias insalvables

en su forma de entender y ver al mundo.

Al hacer un poco de historia,

tendremos a oriente y occidente enfrentados desde tiempos remotos,

desde aquella batalla que marco al mundo: Termopilas,

donde un puñado de hombres libres, se enfrentaba a la esclavitud.

Las culturas buscan imponerse una contra otra,

al mismo tiempo la amalgama que nace de ellas es solo esa comunion de culturas,

que tratan de convivir y coexistir de alguna manera menos belicosa.

Occidente, encabezado por los Estados Unidos, busca imponer su forma de vida,

su manera de entender y ver al mundo como un gran mercado, potencial, infinito,

donde todos compren, vendan, y asi señores beneficiar a los adoradores del dolar,

con todo lo que conlleva el mercado, desleal o leal.

Oriente tiene un pensamiento completamente diferente,

una sociedad bien definida donde la sociedad se ayuda mutuamente,

donde la moral se impone a traves de generaciones que han leido el Coran,

y en donde esta sociedad tiene bien en claro el papel que debe desempeñar en el mundo.

El choque de civilizaciones, con la forma de ver y entender al mundo,

es inevitable, por un lado el egoismo que caracteriza a los occidentales,

por el otro la fe ciega en una doctrina moral a la cual los orientales

estan dispuestos a hacerla cumplir, hasta las ultimas consecuencias.

Visto desde el lugar en donde uno se pare,

el terrorismo tiene dos definiciones, para un Yankee,

sembrar el terror es solo un paso de pulsiones,

donde dejamos de lado a la razon para actuar por puro instinto,

logrando darle al terrorista, una mentalidad no humana,

irracional, decididos a matar, sin lograr entenderlos.

Para un adorador de Allah, podria ser completamente igual,

visto desde el punto donde uno se pare, los dos enemigos son despiadados,

son barbaros, incivilizados, aunque el miedo que se tienen uno de otros

es el mismo, y sus acciones los convierte, a los dos, en barbaros.

No es necesario evocar al Islam, ni al choque de civilizaciones,

para explicar porque los orientales repelen a los occidentales,

ni porque occidente esta tan interesado en oriente,

solo hay que mirar un poco mas y ver que entre los dos,

el someter a uno en nombre de la libertad, es simplemente

convertirlo en un esclavo, y al tratar de imponerle a este esclavo

una manera de pensar, entonces sobrevendra la retinencia,

pues, a lo largo de la historia, el pueblo musulman

jamas se ha dejado... dominar.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 6 de mayo de 2011

Si vamos hacer las cosas asi...

Si vamos hacer las cosas asi...




Entiendo que somos humanos y nos podemos equivocar,

estoy consciente sobre las piedras y los escollos

que se presenten en nuestros caminos,

pero estoy totalmente en desacuerdo con las personas

que tropiezan con la misma piedra dos veces.

En el mes de Marzo, en la calle: Patricias Argentinas,

se produjo un bache de proporciones abismales,

pobres los que caian dentro, tenian que pedir ayuda

para salir de ese crater.

Como tenia que ser, se mando a arreglar esa parte del asfalto,

dada las condiciones vehiculares

y el continuo andar de vehiculos pesados,

llamese a estos: Colectivos,

el arreglo, parche, solucion, no duro mas que un par de semanas.

Para terminar con el problema de raiz,

se llamo a una empresa privada: DEMISA,

la cual corto esa cuadra, creando un caos de autos,

colectivos, increible. Se levanto el asfalto viejo,

se emparejo el terreno, se asfalto de vuelta,

considerando que el trabajo iba a durar 2 semanas,

estas 2 semanas, se convirtieron en 4, y 4 son 1 mes.

Barbaro, todo lindo, apenas abrieron ese tramo de la calle,

a los dias, una parte de la nueva arteria cedio,

se produjo un nuevo bache, para bautizar a la nueva rua.

Una mancha mas al tigre, no le hace nada,

pero este "bache nuevo" producto de la ineficencia

de las personas que concretaron la obra,

provoco que los caños, que estan abajo, cedieran,

conduciendo a que se vuelva a cortar la calle,

se "INTENTE" arreglarla de nuevo,

digo "INTENTE", porque es eso, solo una intencion.

Bien, la calle ahora esta cortada, las maquinas y los hombres,

trabajando en conjunto para hacerlo en el menor tiempo posible,

considerando mi experiencia en el lugar,

que para colmo de males, se encuentra justo al frente de mi local,

tengo panico de pensar, que el menor tiempo posible... sean 2 meses.

Si vamos a hacer las cosas, hagamosla bien

y si no... no las hagamos.




Fernando Alberto Rodríguez Fernández.

viernes, 15 de abril de 2011

Un dia lluvioso...

Un dia lluvioso...


Con la ventana abierta la lluvia cae,

el olor a tierra mojada,

tus pies jugando en el barro...

Caminas descalza sin ensuciarte,

estas en mi mente,

te imagino escucharte...

Chapoteas entre charcos,

con la lluvia regando tu cuerpo,

sonries y caminas, vienes hacia mi...

Te espero, tu mojada, yo aun seco,

espero rozar el rocio de tus labios,

secarte con mis manos,

te imagino envuelta en mis brazos...

Entrelazadas nuestras manos,

caminamos de nuevo hacia los charcos,

una cortina de llovizna borra nuestros pasos,

no podemos volver, el destino es nuestro...

Nos perderemos en el horizonte incierto,

con el ruido de arroyos que nacen bajos nuestros pies,

es el pasado que se va, es el futuro el que viene,

es este presente el que deseo siempre,

pues no todos los dias... puedo verte.



Fernando Alberto Rodríguez Fernández.